16 jul. 2009

SAN MARTÍN ANTITAURINA POR EL BIENESTAR ANIMAL

MANDAR CORREOS A LAS AUTORIDADES DE SAN MARTÍN:
NO MÁS TRADICIONES CRUELES CON ANIMALES,
NO MÁS VIOLENCIA
César Villanueva Arévalo
Presidente Regional San Martín
Sandro Rivero Uzátegui
Alcalde de la Municipalidad Provincial de San Martín – Tarapoto
Walter Lincol Rojas Salazar
Consejero por la provincia de San Martín
De nuestra consideración.-

La Fiesta Patronal “Santísima Cruz de los Motilones” constituye un culto al sagrado símbolo de la cristiandad de los indígenas Motilones, tribu que fue sometida por los incas y los españoles. El espíritu férreo de esta tribu se resistía en un principio a aceptar una nueva cultura y una nueva religión; no obstante, uno a uno fueron incorporándose a la religión a pesar de los violentos rechazos de sus jefes que veían disminuir su poder. Así, desde un 16 de julio año tras año se renueva esta fiesta con la participación de los “Cabezones” o responsables de la fiesta.



Sin embargo, observamos con mucha tristeza que esta fiesta patronal se verá opacada por actos que difieren mucho de una fiesta saludable, que no representa el sentir popular de la mayoría de habitantes en esta región del país y de la opinión pública en general.

Nos referimos al Pato Tipina, también llamado Jalapato en otras partes del Perú, que es una tradición heredada de la invasión española con innegables matices propios, y que consiste en una sucesión de personas que entre tragos y otros accesorios, van pasando al compás de la música por debajo de un pato con vida, al cual uno a uno le van jalando la cabeza hasta que consiguen arrancársela. El que logra esto será el padrino el siguiente año de festividad.
Ante ello debemos decir que, mediante prácticas crueles con animales se está incentivando la violencia no sólo hacia los animales, sino también hacia las personas, lo cual será contraproducente socialmente hablando, pues se debe promover una cultura de paz. Disfrutar cuando de por medio existe el sufrimiento de un ser vivo desnaturaliza y envilece nuestra condición de ser humano, así como nos aleja de cualquier fe que se precia de ser misericordiosa, como la de la religión católica. Actos anacrónicos como éstos son contrarios al medio ambiente y por consiguiente a la evolución, ya que los animales son parte de él. Es antipedagógico incentivar actos públicos que conllevan crueldad a los animales, pues con ello se enseña a no respetar el medio ambiente y a la vida misma. Por el contrario, es conocido mediante investigaciones, que el disfrute de espectáculos crueles en pleno siglo XXI es directamente proporcional a la falta de educación, pues la sensibilidad hacia los animales y hacia la vida en general es un valor con el que se nace, pero que también se aprende mediante la educación. Es necesario precisar el impacto económico que este tipo de prácticas aberrantes ocasionan en el turismo, al difundir una mala imagen de nuestros pueblos a los turistas nacionales y sobre todo internacionales, pues en otros países se están aprobando leyes que prohíben tradiciones con crueldad hacia los animales. Además, creemos que debemos mantener y preservar las tradiciones que se ajusten a lo que aspiramos como sociedad, que aporten a la cultura, cultiven y eleven nuestro espíritu y no las que inculquen anti valores.

Por otra parte, el artículo 1 de la Ley N° 27265, “Ley de Protección a los Animales Domésticos y a los Animales Silvestres mantenidos en Cautiverio”, declara de interés nacional la protección a todas las especies de animales (…); asimismo la Resolución del Tribunal Constitucional del 13 de abril del 2005, recaída en el expediente N° 0042-2004-AI/TC, señala que no existe ningún argumento racional que justifique que el ser humano someta a torturas, tratos crueles y dé muerte innecesariamente a los animales (...); Además: El Estado tiene la obligación de no promover actividades que fomenten la violencia, realicen actos antinaturales o crueles contra los animales (…)
Asimismo debemos comentar, que en el Congreso de la República del Perú se encuentra el Proyecto de Ley N° 2382, que prohíbe los circos que usan animales, además el Proyecto de Ley N° 496, que prohíbe las corridas de toros, el Jalapato, el Yawar Fiesta y demás espectáculos crueles con animales; ambos proyectos sustentados en el fallo del Tribunal Constitucional antes mencionado y presentado por el Congresista José Urquizo Maggia. Además, algunos municipios de Lima ya han prohibido circos con animales, coherentes con su autonomía y la descentralización.

Con todo lo expuesto, solicitamos a su gestión municipal, como parte del Estado, se sirva reconsiderar la promoción del Pato Tipina en la Fiesta Patronal “Santísima Cruz de los Motilones”, además, prohibir mediante ordenanza municipal, todos los espectáculos públicos con animales como las corridas de toros, circos con animales, etc., solicitud que tiene sustento legal, científico y sobre todo ético; además propio de un municipio que respeta el medio ambiente, la economía y la imagen de pueblo sensible que debe primar ante la opinión pública.
Apellidos y nombres:
DNI:
Ciudad:
País:
MANDAR A ESTOS CORREOS:
Comité de Protección a los Animales
Contactos:
Maribel Pinedo Rodríguez Cel.(42)942020644-RPM *160479
San Martín Antitaurina
Sede Perú Antitaurino

Roger Torres Pando Cel. (01) 9924 60237
Coordinador Nacional
Perú Antitaurino
Comité de Protección a los Animales
NINGUNA TRADICIÓN POR ENCIMA DE LA RAZÓN

No hay comentarios: